morrissey

Artículo escrito por: Jaime Barber

La historia del pop está llena de artistas comprometidos que han utilizado su posición de figuras públicas para defender causas sociales. Desde el activismo político de John Lennon hasta la labor de concienciación de Bono, muchos han sido los que desde su vida y desde su música han intentado llamar la atención sobre los desórdenes de nuestra sociedad. Sin alcanzar la fama de los dos ejemplos citados, cabe destacar a Morrissey como el artista más explícitamente comprometido con los derechos de los animales.

Los buenos aficionados a la música conocerán a Steven Patrick Morrissey (popularmente conocido por su apellido) como letrista y vocalista de la banda británica The Smiths entre 1980 y 1987. La combinación de su voz de barítono y sus retorcidas letras de canciones le convirtieron entonces en un mito que continuó con una irregular pero notable carrera como solista hasta nuestros días. Su discografía está plagada de temáticas conflictivas, desde su sexualidad compleja y ambigua hasta la constante presencia de la violencia en sus canciones, pasando por su compromiso político –sirvan como ejemplo de su ideología dos canciones: La reina ha muerto y Margaret en la guillotina. Si bien nunca ha mostrado piedad por las criaturas políticas, Morrissey ha evidenciado desde siempre un inamovible compromiso con los derechos de los animales, declarándose vegetariano a la tierna edad de once años.

Este compromiso ha estado presente tanto en su música como en sus declaraciones públicas. Sin ir más lejos, el segundo LP de la banda británica se tituló Meat is Murder (La carne es asesinato). La letra de la canción que daba título al álbum estaba terroríficamente ambientada en un matadero y su mensaje no tenía piedad con el consumo de carne:

Los gemidos de un novillo podrían ser gritos humanos.
Cada vez más cerca viene el cuchillo espeluznante.
Esta hermosa criatura debe morir.
Esta hermosa criatura debe morir.
Una muerte sin razón.
Y la muerte sin razón es asesinato.
Y la carne que usted tan caprichosamente fríe
no es suculenta, sabrosa o buena.
Es muerte sin razón.
Y la muerte sin razón es asesinato.
Y el ternero que usted trincha con una sonrisa
es asesinato.
Y el pavo que usted rebana festivamente
es asesinato.
¿Usted sabe cómo mueren los animales?
Los aromas de la cocina no son muy agradables.
No es confortable, alegre o buena.
Es la sangre hirviente y el atroz hedor del asesinato
del asesinato.
No es “natural”, “normal” o buena
la carne que usted fríe tan caprichosamente.
La carne en su boca
A medida que te regocijas del sabor
del asesinato.
No, no, no, es asesinato.
No, no, no, es asesinato.
Oh, ¿y quién oye cuando los animales lloran?

Tan duras como estos versos han sido las declaraciones de Morrissey contra quienes promueven el consumo de carne, llegando a defender a activistas violentos como Animal Rights Militia, alegando que “a los granjeros y laboratorios científicos [atacados] se les paga con su misma moneda, con el único lenguaje que entienden”. Nunca ha callado su opinión durante giras y festivales, criticando abiertamente a los organizadores si comerciaban con carne durante su actuación. Incluso llegó a lograr que el Staples Center, gran auditorio y centro deportivo de Los Ángeles, accediera a convertirse en recinto 100% vegetariano durante la jornada de su concierto, un honor que se había negado incluso a otro ilustre músico vegetariano: Paul McCartney. La incansable defensa de sus ideales le llevó a ser nombrado por la organización PETA como Persona del Año 2011.

“No hay diferencia entre comer animales y la pedofilia”, ha llegado a afirmar este mismo año. “Ambos son violación, violencia, muerte”. Sin duda, su activismo sigue más vivo que nunca, como demuestra el single que anuncia su nuevo disco, World Peace Is None of Your Business. La canción se titula The Bullfighter Dies (El torero muere) y hace un recorrido por las plazas españolas para terminar proclamando: “¡Hurra, hurra! ¡El torero muere y nadie llora porque todos queremos que el toro sobreviva!”. Genio y figura.

votar

Autor del artículo

Colaboradores
Web: http://www.paravegetarianos.com Escritores que colaboran con el blog de paravegetarianos. Gracias!